Los mejores aparatos electrónicos retro

Sin duda, una de las novedades más comentadas del pasado Mobile World Congress en Barcelona fue el lanzamiento del nuevo Nokia 3310. Son tiempos de realidad virtual, conectividad total o Big data, pero pocos dudan de que esta apuesta de Nokia por recuperar un clásico del pasado va a tener sus adeptos. Este nuevo teléfono se promociona por su diseño, una batería inagotable y el famoso juego de la serpiente; pocas innovaciones se han añadido respecto al antiguo modelo.

En plena revolución tecnológica son inevitables los constantes ataques de nostalgia. Está la moda de los bailes como el lindy-hop, los clubs para recuperar viejos oficios como los de hacer punto o movimientos como el steampunk que se autodenomina “retrofuturista”. Ni siquiera las industrias que se nutren totalmente de la tecnología pueden evitar volver la vista al pasado de vez en cuando; prueba de ello es que la mayor sala de póker online del mundo dedique un artículo en su blog a enseñarnos cómo organizar una partida al más puro estilo ‘old school’ o que en plena era del streaming musical las ventas de cassettes no paren de crecer.

A veces parece que lo más moderno es lo más antiguo. Así que en este artículo nos sumamos a esta corriente de poner en valor costumbres o inventos del pasado y darles una nueva vida con la tecnología del presente, y te mostramos algunos de los aparatos electrónicos más relevantes que juegan con esta mezcla entre la nostalgia y los avances tecnológicos.

Polaroid

En 2008 Polaroid anunció el cese de su producción. La aparición de las cámaras digitales “robó” esa idea de instantaneidad de la que las Polaroid habían sido pioneras. Sin embargo, gracias a iniciativas como el proyecto Imposible y a una gran capacidad de reinvención, la empresa no sólo sobrevive, sino que ofrece un gran número de productos que recogen la esencia de las cámaras originales pero yendo más allá de la fotografía y adaptándose a nuevos formatos como aplicaciones, smartphones o televisores.

Kodak Súper 8 

Otro clásico que tenía que volver. En este caso Kodak, igual que ha hecho Polaroid, adapta uno de sus productos más populares a la actualidad. La nueva Súper 8 está a medio camino entre las cámaras analógicas y las digitales, así deja a todos contentos.

La cámara graba en 8 milímetros y luego el usuario manda la cinta a Kodak directamente para que ellos la procesen y digitalicen. Una vez que estén los archivos digitales, te los descargas directamente de la web Kodak Darkroom y te devuelven la cinta revelada.

Esta nueva versión de la Súper 8 clásica incorpora avances actuales como una pantalla LCD para ayudar con los encuadres, diferentes entradas y salidas para audio o monitores, una batería incorporada o una ranura para una tarjeta SD con la que grabar sonido.

Kodak presentó la Súper 8 el año pasado pero se espera que esté a la venta para esta primavera. Saldrá en dos versiones, la Limited Edition, que costará unos 2.000 dólares, y la Standard Edition, que será evidentemente más económica aunque de momento no se conoce cuánto.

Nueva Lente Petzval 58 Bokeh Control Art Latón

Lomography, a diferencia de Polaroid o Kodak que han tenido que adaptarse, nació directamente como una pionera en esto de convertir lo antiguo en moderno. Sus productos recuperaron la fotografía analógica gracias a un excelente diseño y a un original enfoque que permite crear imágenes únicas, difíciles de lograr incluso con los mejores avances digitales.

Uno de sus últimos productos es esta lente que está hecha de latón, igual que las de las primeras cámaras fotográficas, pero que se adapta perfectamente tanto a cámaras analógicas como a las digitales. La lente Petzval fue inventada por Josepth Petzval en 1840 pero esta nueva versión incorpora un moderno anillo de control Bokeh que permite elegir qué partes hacer borrosas dentro de la fotografía y con qué intensidad.

Un “juguete” no apto para todos los bolsillos pero que volverá locos a los amantes de la fotografía. Su precio está sobre los 700 euros.

Digital Duo Deck de ION

El mundo de los aparatos electrónicos de música es, junto el de la fotografía, uno de los que más ha explotado el binomio antiguo/moderno. Tocadiscos con entradas USB, reproductores a la última con apariencia de los años 80, nuevos walkman, etc. Elegimos este tocadiscos y reproductor de cintas portátil porque presenta un enfoque distinto.

La tecnología y la apariencia es totalmente actual pero su función es que puedas recuperar formatos clásicos como el vinilo y el cassette. Reproductor dos en uno que cabe en cualquier bolso o mochila, de manera que te lo puedes llevar donde quieras. Además de poder escuchar discos y cintas en cualquier sitio (funciona con pilas y cuenta con un altavoz incorporado), también lo puedes conectar al ordenador para digitalizar tu música en formato MP3, aunque la calidad del sonido no sea la ideal.

Reproduce y convierte tus vinilos y cintas de cassette con este reproductor ultra portátil que se puede adquirir desde tan sólo unos 70€.

Hardware retro

No siempre es barato poder disfrutar de los clásicos actualizados, pero si te conformas con que tus dispositivos electrónicos tengan una apariencia retro aunque no lo sean, las opciones son infinitas. Gracias al hardware puedes adaptar tu ordenador, teléfono u otros dispositivos para que parezcan del siglo pasado o incluso más antiguos. Los teclados inspirados en máquinas de escribir de Lofree o las estaciones de trabajo de Old Time Computer son algunos ejemplos perfectos para los enamorados de las nuevas tecnologías que no quieren renunciar al romanticismo de un look vintage.

 

Hola! Si esta es tu primera visita a Digitea...¡Bienvenid@! Esperamos que no sea la última :) Verás el aviso de las cookies. Tienes más info aquí. ACEPTAR
Aviso de cookies
Buscar