Pasos para montar un cine en casa

Con la llegada de la Semana Santa, no todo termina en aprovechar los d√≠as de descanso para salir de viaje. Si lo que de verdad os gusta es relajaros, leer un buen libro o encerraros en casa y disfrutar de las mejores pel√≠culas o series, ¬Ņpor qu√© no montar vuestra propia sala de cine en casa?

Si ya lo habíais pensado pero habíais desestimado la idea porque no sabíais ni por donde empezar, a continuación os damos un listado de todo lo que vais a necesitar para hacerlo finalmente realidad.

Encontrar el espacio adecuado y adaptarlo

Una sala abuhardillada, adaptar una parte de vuestro garaje, o una habitación que no uséis pueden ser los candidatos ideales para empezar a transformarlos. En internet encontraréis miles de ideas de decoración para este propósito y todos los detalles para llevarlo a cabo con éxito.

A continuaci√≥n, es importante pensar donde vais a colocar el proyector y la pantalla ‚Äď sobre los que hablaremos m√°s adelante. Una vez tomada la decisi√≥n, es momento de pintar o empapelar paredes y tratar de conseguir una buena ac√ļstica del lugar.

Una muy buena idea, por ejemplo, es forrar el techo de la estancia con moqueta ya que de este modo conseguir√©is aislar el sonido exterior y la ac√ļstica mejorar√°. En cuanto a las paredes, y con el mismo prop√≥sito, se pueden forrar con l√°minas de madera. El suelo, por su parte, y para que aporte una sensaci√≥n de calidez, puede ser de parquet.

Finalmente, necesitareis unos buenos asientos para estar lo m√°s c√≥modos posible. Las opciones son muy variadas: sof√°s, butacas, sillones relax, chaise-longues, e incluso colchonetas. Deb√©is tener en cuenta que, si opt√°is por un sof√°, la forma de colocarlo debe ser en forma de U o L seg√ļn la ubicaci√≥n de la pantalla.

Los dispositivos

En el terreno de los dispositivos, las opciones tambi√©n pueden ser variadas; aunque, si ya hab√©is decidido montar vuestra propia sala de cine en casa, no deber√≠as conformaros con ver las pel√≠culas en televisores gigantes. Lo mejor, en este caso, es optar por un proyector FULL HD o con una resoluci√≥n de 1920×1080 p√≠xeles para BLU-RAY.

Obviamente, también necesitaréis una pantalla. Y lo más efectivo es optar por una pantalla blanca de pie, enrollable fijada en el techo, o fija en la pared. El motivo es que obtendréis una proyección de mucha más calidad, muy distinta a la que obtendríamos si la proyección se realizara directamente en la pared o en una sábana blanca.

En cuanto al dispositivo reproductor, debemos pensar si optamos por un aparato que solo reproduzca y otro que aporte el sonido, como unos altavoces; o bien si nos decidimos por un HOME CINEMA, con el que lo tendremos todo en uno.

Si escogemos dispositivos independientes para cada funci√≥n, hemos de tener en cuenta que el sistema de sonido tiene que ser de alta definici√≥n. Para un sal√≥n peque√Īo, una barra de sonido tambi√©n puede ser una muy buena elecci√≥n.

Ahora tan solo queda disfrutar del espacio y de la pel√≠cula; eso s√≠, siempre acompa√Īados de unas buenas palomitas. ūüėČ

 

Digitea